π— π—œπ—‘π—œπ—¦π—§π—₯𝗒 π——π—˜π—Ÿ π—œπ—‘π—§π—˜π—₯π—œπ—’π—₯ π—€π—¨π—œπ—˜π—₯π—˜ 𝗨𝗑𝗔 π—Ÿπ—˜π—¬ 𝗣𝗔π—₯𝗔 π—˜π—«π—£π—¨π—Ÿπ—¦π—”π—₯ 𝗔 π—Ÿπ—’π—¦ π—˜π—«π—§π—₯π—”π—‘π—π—˜π—₯𝗒𝗦 π—€π—¨π—˜ π——π—˜π—Ÿπ—œπ—‘π—€π—¨π—˜π—‘

Foto : La Diaria

ElΒ ministro del Interior, Luis Alberto Heber, calificΓ³ de β€œbarbaridad” lo ocurrido en el Chuy donde variosΒ extranjerosΒ fueronΒ imputados por integrar una red de trataΒ con fines de explotaciΓ³n laboral.

El jerarca seΓ±alΓ³ que es necesario que el paΓ­s cuente con un arma jurΓ­dica para expulsar a las personas que ingresan a Uruguay a delinquir.

Β«Son extranjeros, el Uruguay abre sus puertas a gente para que venga a trabajar al Uruguay, con las mejores tradiciones, y delinquen. Nosotros queremos tener una ley mucho mΓ‘s eficaz para que el que delinque se expulse del paΓ­s. Expulsado. Con condena por el seΓ±or juezΒ», rematΓ³.

Β«Le abrimos la puerta, los recibimos bien y tenΓ­an personas menores casi esclavizadas. ΒΏY ahora los vamos a costear en el sistema penitenciario nuestro?Β», se preguntΓ³ el ministro.

Β«Vamos a ir con una ley de migraciones al Parlamento, vamos con un criterio de que aquel que generosamente el Uruguay le abre sus puertas para venir a trabajar y opta por la delincuencia y establece una red donde prostituyen y someten casi esclavizantemente a menores de edad de nuestro paΓ­s, es totalmente inadmisibleΒ», agregΓ³.

Β«Tenemos que tener un arma jurΓ­dica para expulsar a esta gente que no la queremos en el Uruguay, ni siquiera en las cΓ‘rcelesΒ», concluyΓ³.