𝗨𝗡𝗔 𝗛𝗜𝗦𝗧𝗢𝗥𝗜𝗔 𝗛𝗢𝗥𝗥𝗘𝗡𝗗𝗔: 𝗟𝗔 𝗩𝗨𝗟𝗡𝗘𝗥𝗔𝗕𝗜𝗟𝗜𝗗𝗔𝗗 𝗗𝗘 𝗠𝗨𝗖𝗛𝗢𝗦 𝗠𝗜𝗚𝗥𝗔𝗡𝗧𝗘𝗦

Entregar lo recaudado y multas de $100: detalles del caso de trata de personas en el Chuy

Foto : Subrayado

POR MONTEVIDEO PORTAL
Entre otras cosas, los imputados hacían trabajar a las víctimas todo el día hasta las 19 horas vendiendo comida para mascotas y caramelos.
 
El fiscal Andrés Moller, que representa a la Fiscalía Departamental de Chuy, imputó este sábado a tres personas por asociación para delinquir y trata de personas con fines de explotación laboral. Telemundo informó que se trataba de dos ciudadanos ecuatorianos y un venezolano que captaba vía internet a ciudadanos de origen extranjero, no obstante, la Fiscalía aclaró que se trata de dos personas venezolanas y una colombiana.
 
El encargado de comunicación de Fiscalía Javier Benech dijo al diario El País que esas personas eran obligadas a salir a la calle a obtener donaciones para una supuesta organización protectora de animales. Explicó que cada uno de ellos recaudaba un promedio de $ 2.000 diarios y que se trata de una «organización piramidal, por lo que se intentará ubicar a los cabecillas» «Se trataba de una situación prácticamente de esclavitud», apuntó Benech en diálogo con Telemundo. Entre las víctimas fueron identificadas 11 personas, entre los que había venezolanos y ecuatorianos, que están siendo atendidas por la Unidad de Víctimas de la Fiscalía.
 
Este lunes la Fiscalía publicó el pedido de formalización del fiscal donde se dan algunos detalles más del caso. En primer lugar, informaron que una persona realizó la denuncia sobre esta situación el pasado 18 de agosto, donde informó sobre la existencia de una organización dedicada a la trata y tráfico de personas, encontrándose entre ellos “varios adolescentes”.
 
Asimismo, denunciaron que los inmigrantes -todos ellos en una situación de vulnerabilidad- se encontraban alojados en el “Hostel E” de la ciudad del Chuy. De la investigación de la Fiscalía se logró constatar que una pareja eran los coordinadores de dicha organización (una mujer colombiana y un hombre venezolano) y contaban con la ayuda de otro hombre (venezolano) que habrían concurrido a la ciudad de Guayaquil para “captar” a jóvenes en contexto crítico para traerlos a trabajar. Según la Fiscalía, la captación se hacía también a través de una página de la red social Facebook.
 
Una vez en nuestro país, se los reclutaba para eludir distintos controles fronterizos de más de cuatro país y, mediante engaño, les prometían una propuesta laboral.
 
“Ya estando en nuestro país, N y N coordinaron el alojamiento y finalmente la explotación laboral, la cual se llevaba a cabo mediante la siguiente modalidad: preparaban a las víctimas pequeños envoltorios con alimentos para mascotas y también golosinas, a efectos de que salieran a venderlos puerta a puerta ‘a voluntad’, actividad que debían desarrollar durante todo el día y a la hora 19:00, todos debían estar de regreso en el Hostel donde se alojaban, vertiendo allí lo recaudado durante la jornada. Asimismo, los imputados, les solicitaban a las víctimas que, al momento de ofrecer sus productos, invocaran que pertenecían a la Protectora de Animales ‘Formation of Lions’, siendo ésta una ONG Internacional”, señala el pedido de formalización.
 
Asimismo, la investigación logró determinar que si las víctimas bajaban tarde de los dormitorios o no salían a tiempo a trabajar se les cobraba multas de entre 100 y 150 pesos uruguayos en adelante. También existían reglas y acuerdos que obligaban a cumplir y que, de lo que recaudaban en el día, se les daba aproximadamente un 20%, con lo que debían pagar su alojamiento. “Sumado a ello en ocasiones se retenían por parte de los imputados la documentación de los migrantes”, señala el texto.
 
“De las diligencias de allanamientos realizadas en el Hostel É los días 19 y 21 de Agosto del corriente, se procedió a la incautación de documentación tal como libretas con anotaciones, uniformes que utilizaban las víctimas, documentación personal de las personas mencionas y de dispositivos electrónicos, de los cuales se desprende entre otras cosas lo siguiente: anotaciones respecto de las recaudaciones diarias de cada uno, descripciones de como fue el viaje desde que salieron de su país de origen, descripciones de planes de trabajos y metas de las víctimas, etc”, indica el Fiscal.
 
Por último, señala que, en las actuaciones y en consecuencia con los delitos que se investigan a efectos de la protección de las víctimas, se encuentran trabajando el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (Inau), el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y la Unidad de Víctimas de la Fiscalía.